¿Cómo un buen descanso puede ayudarte a mejorar tu salud mental?

descansar mejor para una mejor salud mental

Muchas personas después de una noche de sueño, despiertan aún con sensación de cansancio. Esta experiencia es más recurrente de lo que piensas y podría afectar a tu salud mental, ya que no tienes un descanso adecuado que permita recuperar toda tu energía. Si esto te ha sucedido antes, aquí te contamos a qué se debe y cómo puedes mejorar tu descanso y a la vez fortalecer tu salud mental.

El impacto en la salud mental y emocional de la falta de sueño o de un descanso inadecuado no es evidente a corto plazo. Sin embargo, este factor puede generarnos ansiedad o depresión a futuro sin darnos cuenta. Según la Universidad de Harvard, los problemas crónicos del sueño afectan hasta ocho de cada diez pacientes que consultan a un psiquiatra, mostrándonos así la estrecha relación de la salud mental con el descanso. 

Por otra parte, es importante que conozcas que un sueño no reparador crea patrones de trastornos del sueño como el Insomnio, la Narcolepsia o la Apnea. Dados estos efectos negativos, una persona que no descansa bien, tiende a perder interés en sus actividades diarias, afectando a largo plazo su salud y estado de ánimo.

De acuerdo a la Academia Americana de Medicina del Sueño, un buen descanso disminuye  los efectos de la depresión, ansiedad y estrés. 

¿Por qué la salud mental y el sueño están relacionados?

Durante la noche, nuestro cerebro entra en dos ciclos: el sueño REM y el sueño NOREM. El sueño REM, también conocido como sueño de movimientos oculares rápidos, es la etapa en donde se procesa toda la información y se generan los sueños que recordamos, pues a pesar de estar dormidos nuestro cerebro se encuentra en actividad.  Por otra parte, el sueño NO REM o  sueño de movimientos oculares lentos, representa la fase reparadora de nuestro descanso; durante este ciclo  se dan los sueños que no recordamos ya que nuestro cerebro entra en una relajación profunda.

En estas etapas el cerebro evalúa y almacena: pensamientos, recuerdos y experiencias. Cuando no dormimos adecuadamente, este funcionamiento normal se altera, llevándonos a posibles episodios de cansancio, falta de concentración y ansiedad. Por esto es  crucial dormir lo suficiente, para permitirle a nuestro cerebro procesar recuerdos, vivencias o emociones y así lograr un descanso de la actividad mental. 

¿Cómo mejorar los hábitos de sueño?

En primer lugar, el espacio en donde duermes, así como los implementos que usas pueden mejorar notablemente tu descanso. Si te sientes agotado durante el día, intenta incluir dentro de tus productos de descanso colchones y almohadas adecuadas a: 

-La forma de tu cuerpo.

-Modo de dormir.

-Edad.

-O cualquier necesidad específica. 


Si no sabes cuáles son los productos de descanso ideales para ti, puedes buscar asesoría personalizada

Otro factor que te ayudará a lograr un mejor descanso es incluir almohadas de soporte que le brinden a tu cuerpo el apoyo que necesita en ciertas zonas como piernas, cuello o espalda. 

chaide colchones para la forma de dormir

¡También puedes incluir mejoras en tus rutinas!

  • Intenta establecer un horario de sueño, para que tu cuerpo automáticamente se prepare para dormir y despertar a las mismas horas cada día. 
  • Incluye técnicas de relajación antes de dormir como meditación o yoga. 
  • Evita estimulantes como el tabaco, energizantes o cafeína. 
  • Deja fuera de tu alcance aparatos tecnológicos que puedan generar distracciones e interrumpir tu descanso.
  • Incorpora actividades al aire libre al momento de despertar para qué hacerlo suponga una recompensa para tu cerebro y cuerpo.

Recuerda que cada persona es diferente y que tu salud dependerá de tus hábitos actuales, por lo que te recomendamos desde ya empezar a mejorarlos. Si crees que tus problemas de sueño te están afectando, lo mejor es que consultes a un profesional en el tema.

 

ANUNCIO3

Compartir: